<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d32471826\x26blogName\x3dCr%C3%B3nicas+del+Ser+Alado\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://tetraptero.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://tetraptero.blogspot.com/\x26vt\x3d-4007985106874919861', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

lunes, agosto 06, 2007

Para que se rompan la cabeza un ratón...


miércoles, agosto 01, 2007

Reflexion Bloggera


El otro día paseando por mis blogs de costumbre me enteré que uno en los que suelo pasar seguido un rato ameno y agradable, donde podía divertirme con buenas anécdotas o buenos chistes como disfrutar de una buena poesía o una excelente imagen, dejaba de existir, lo cual debo de confesar me causó mucha tristeza, pero me hizo reflexionar sobre la vida del bloggero y el blog.

Me he dado cuenta de que la vida alterna virtual que uno desarrolla en este medio, es una en la cual se inventan personajes con ciertas características que pueden ser o no parte del ser real, y se muestra ante un mundo paralelo, para algunos solo una vitrina y para otros todo un Modus Vivendus, y entre estas dos, millones de personas que oscilan entre esos extremos.

Uno suele pasearse por muchos lugares, visitar sitios de interés y quedarse donde a uno le guste más el ambiente, si así es como en la vida real, unos incómodos otros cómodos, unos nos ofrecen buen servicio en otros nos mientan la madre, unos con muy buena fachada, otros austeros, lo cual no implican que se pase uno un buen rato, pero ahí anda uno caminando en esta red sin mover los pies. Unos te cuentan buenos chistes, otros te regalan una linda poesía, otros te cuentan lo que les ha pasado y otros echan desmadre contigo, cada uno presenta características distintas y distintivas, cada uno es diferente al otro, al fin y al cabo productos humanos que tienen una parte inherente al ser.

Así también tienen una vida y una muerte, como los lugares reales, como aquel lugar donde iba a comer los mejores pambazos que haya probado en vida que dejó de existir y que hasta la fecha no he podido remplazar, o aquella taquería que cambio de dueño y con eso el sabor de sus gringas ( tacos al pastor con queso y tortilla de harina en vez de maíz), o como aquellas golosinas de nuestra infancia que dejaron de vender, así como aquellos raspatitos que quedaron en el olvido, así también los blogs se transforman para no volver a ser iguales o desaparecen para siempre.

Lo importante al fin y al cabo es enterarse que las personas detrás de este teatro existen y son mejores que su blog por bueno que este sea, y aunque uno se quede con la nostalgia, queda uno feliz con saber que la persona vive, y desea que lo que haya ocasionado la distancia o el descuido del lugar virtual sea que esté disfrutando la vida real.