<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d32471826\x26blogName\x3dCr%C3%B3nicas+del+Ser+Alado\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://tetraptero.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://tetraptero.blogspot.com/\x26vt\x3d-4007985106874919861', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

viernes, mayo 25, 2007

Curso de TURBOCHELAS




Para los que no puedan asistir a este gran evento, no se angustien pronto tendremos Podcast y Post, no solo que narren sino que describan este fascinante proceso, mientras ahí los dejo con el cartel....

Tercera (Crónica: El “Vive” vive. Tercera Parte)

Pues no se si fue bueno o malo, pero al final nos encontramos. Fuimos a ver a Ely Guerra que para mi fue lo peor del vive (aunque se que recibiré muchos comentarios criticando esto , pero me vale, la verdad será dicha), yo se que a muchos les gusta, que se aventó un performance que parecía rockero, rompiendo guitarra y toda la cosa, pero creo que para quererse comportar rocker primero tienes que serlo, ser significa tener música que concuerde con el género musical y no solo la vestimenta, tener actitud, pero sobre todo hacer las cosas bien musicalmente hablando en el escenario, bajo estos lineamientos creo que lo esencial se le olvido con unas cuantas tachas antes de subir al escenario o a lo mejor unos pericazos, a puro grito se llevó las canciones, lo cual anula todo lo demás que pudiera haber hecho, y aunque hubiera roto el escenario entero y logrado su objetivo que se le saliera un ceno otra vez después de brincar como loca, no hubiera sido suficiente para llenar ese gran hueco.

Acabada la tortura, se vino la parte choncha del festival, Kinky nos hizo mover un poco los pies, y aunque fue buena su participación, lo mejor de ese momento fue otro hecho ajeno, y no me refiero a los monitos que se aventaban de las gradas hacía las alfombras dando piruetas, ni la fogata que acabó como incendio, ni al cielo salpicado de confetis gigantes (que en realidad eran los vasos de las chelas), ni a la chava de las boleadoras que vaya que las sabía mover, ni todo esto en conjunto, que nunca lo había visto en un concierto y vaya que llevo camino recorrido; sino encontrar a mis cuates, amigos, carnales, panas y no me refiero a aquellos que pasaron de frente, se hicieron los occisos, de lejos esbozaron una sonrisa fingida, forzada, y movieron la mano como reinas de belleza en certamen, sino más bien a los verdaderos que se pararon a saludar y que compartieron conmigo la desbordada alegría de reencontrarnos, de recordar aquellos viejos tiempos. Caray, es cuando uno se empieza a sentir viejo, parecía que fuera ayer los vives, los conciertos, las pedas que compartimos juntos, pero cuando hicimos memoria teníamos como más de dos años de no vernos, caray. Así es fue el rencuentro con mi gran amigo Alfredo el pelón (¿que pasó papaaaaaa?) y con mi gran cuate el Disléxico Encantador, un gran saludo para ellos.

Nos dejamos llevar por el momento y acabamos viendo a los Dynamite, literalmente viéndolos porque había tanto que contar en más de un par de años de ausencia que la verdad ni los escuché.

Luego seguía el grupo que comparte el lugar del preferido en español con Cafeta dentro de mi raiting, deje a mi mujer con Pandora, Yaya, la hermana del capitán, y le dije a Christo aquí se quedan las chavas viendo a Zoé (y no se porque NoelBloggtar también), vámonos a tus clases de rock:

- Chris No Merol: No puedo señor, lo siento pero no puedo, no soy lo suficientemente hombre para ver a un grupo de rock pesado, no fui hecho para eso, a mi me gusta como diría Chris Martin el rock femenino, los requintos me marean, señor.

- El Ser Alado: ¡Deja de chillar me das asco! ¿Dónde está el Popanlover?

- Chris No Merol: era mucho rock para él y creo que se fue a un rincón del baño a llorar.

- El Ser Alado: quedan desterrados – dije mientras movía mi cabeza negando la situación que sabía que era inevitable, viniendo de esas muñecas de trapo - De ahora en adelante te llamarás Christal No Merol… y la otra que se siga llamando Marinerita Poplover…

Corrí al escenario azul y ya había empezado la primera rola, me fui metiendo poco a poco, entre slams, brincos, y demás llegué hasta adelante, canté a todo lo que daban mis pulmones; todo el repertorio se me pasó como un suspiro, para cuando me di cuenta ya se habían acabado los requintos, el sonido atascado de la batería del Implacable, y el armónico sonido del bajo, cuando empezaron a aventar las plumillas y baquetas sabía que todo había terminado, pero reaccione cuando vi ese pedacito de plástico amarillo acercarse a mi persona, brinque y se lo arrebaté al aire de un solo movimiento, audaz mi maniobra me dejaba de premio un reconocimiento a mi aprecio por la Cuca y el buen rock, en mi mano brillaba la plumilla como el mismo sol. Debo de admitir que está un poco chafa porque no trae el nombre de la banda ni algo representativo, pero en fin pasará a formar parte de mis trofeos en mi repisa, junto a la que rescate en el concierto de Offspring, que está más chida por la calaquita referente a su álbum Ixnay on the Hombre.



Luego ya con toda la banda blogera llegó la espera bajo la lluvia, y es que no tengo la culpa de mi influencia con los dioses, yo se que al verme bailar slam se emocionaron y que fue inevitable para Tláloc enviar el aguacero, pero en fin la espera fue un poco larga pero la intervención impecable de Café Tacuba valió la pena. Como siempre no defraudaron sino todo lo contrario, y nos dieron un gran espectáculo musical, es realmente orgásmico cada vez que los escucho en vivo, como decirles que hasta el Chis No Merol se emocionó tanto que se mojó lo único que faltaba por mojarse, sus pantaletas, brincaba y gritaba como colegiala excitada, solo cuando vio a Ricky Martin se puso peor, eso dice su mujer, a lo que tuve que sapearlo e informarle que eso no se hace en un concierto de rock, pero en fin.

Otro suspiro más y ahora la espera fue muy corta, todavía no me recuperaba de la emoción anterior cuando la melodiosa tonada de Amor empezó a sonar, mis pies comenzaron a moverse, lo siento pero cuando escucho a los Panas no puede mi cuerpo parar bailar. Por una u otra razón nunca los había podido escuchar en vivo y por fin la experiencia se llevaba a cabo, terminaron de tocar y no podía dejar de bailar, y aunque no tocaron el tema oficial de Lerdo Street (si ese pipiri pipiripiripiri pipiri pipiripiripi, que aparece en el Promo) la noche con los Amigos Invisibles cerró con broche de oro.

Por cierto que cuando empezaron los amigos Christal No Merol y la Marinerita Poplover volvieron a desaparecer, y al final del concierto tuve que irlos a sacar del baño donde ahí estaban los dos sentados en un rincón con el rimel corrido y abrazándose muy jotamente, a lo que les dije – Ya no chillen no los vuelvo a traer – sonrieron y suspiraron descansando. Cuando íbamos de camino a mi nave la marinerita se acercó con sonrisa de oreja a oreja y me dijo – Mira lo que tomé – soltó una risita, enseñándome sus fotos en su celular, sentía que mis ojos me ardían – Si serás depravado y homosexual ¿Cómo te atreves a tomar fotos en el baño de hombres? – Así es la Marinerita tenía una colección de retratos de pijas y sino me creen chequen su blog ahí esta la prueba, aunque se quiera justificar que le tomó al orinal…

Seegundaaaa (Crónica: El “Vive” vive. Segunda Parte)





Volteaba a ver las taquillas y seguían estando muy lejos, trataba de contar la gente que me faltaba, pero por ahí del número doscientos declinaba, el sol pegando a todo plomo y la mendiga explanada no tenía ni una sola sombra donde resguardarse, tiempo eterno, angustia constante.

Después de más de una hora por fin pude llegar a la taquilla, lleno de alegría pedí dos boletos y el verlos en mis manos provocó decirme para mis adentros: por fin estos niños tendrán un buen maestro que los instruya en el rock, refiriéndome claro a la Peligrosa, al Popanlover y demás. Cuando una voz irrumpió mis pensamientos y me dijo: Es usted el famosísimo Ser Alado, Mr. Tetráptero, claro – respondí-, tenga sus gafetes perdón por no enviárselos antes.

En fin salí de las instalaciones del foro con dirección a mi auto que quedaba un poco retirado, aproveche el trayecto para informarle a Lilo que se alistará y le marqué al Chris No Merol para preguntarle donde nos encontraríamos.

- Chris No Merol: Si buenooooo. (con su tono afeminado de costumbre)

- El Ser Alado : ¿Que onda Yaya? ¿No estará por ahí tu marido?

- Chris No Merol: Jijiji… Siempre me confunden.

- El Ser Alado: ¿Qué paso chava, a qué hora te veo para irnos al vive?

- Chris No Merol: No se, ¿ya ahorita, no?

- El Ser Alado: No me jodas son las once de la mañana y no hay nada decente en el cartel hasta como las tres.

- Chris No Merol: Pero ya sabes que me gusta llegar a desayunar al Foro Sol para poder ver como sale la primera banda, y es que sabes que soy muy fan de San Pascualito Gay, y no me los puedo perder. (con su voz de colegiala excitada)

- El Ser Alado: Pos jódete yo voy a llegar a como a las tres pos ahí me hablas como a esa hora para que te unas clases de rock

- Chris No Merol: Si señor…

Sin saber que más balbuceaba me subí al Tetrapteromóvil y despegué rumbo a mi guarida.

Ya en mi cuartel le llamé a Pandora para ponerme de acuerdo con ella, hice varias cosas pendientes me puse mi playera merol, pasé a recoger a Lilo y encaminamos juntos a la aventura musical.

Una vez adentro, me encontré con Pandora, con Ipa y con Augusto, los cuales querían ver a los Liquits, porque no darle una oportunidad a las nuevas bandas, debo de confesar que en vivo suenan mucho mejor y que como la banda estaba muy prendida pues uno disfruta la buena vibra.

Después de un par de horas de llamadas por el celular con el Chris No Merol sin entendernos un carajo, claro cabe señalar que después de la primera llamada le mandé un mensaje diciéndole que era más fácil entendernos por el medio escrito, porque con el relajo y la música pos por el teléfono iba a estar un poquito difícil.

¿Se encontrará Tetráptero con sus fieles alumnos? ¿Se quedarán la Peligrosa y el Popanlover en la ignorancia rockera, coreando a lo más fresa del festival? ¿Pasarán ambas?…

jueves, mayo 17, 2007

Crónica: El “Vive” vive. (Primera Parte)

Aunque suene redundante, así es, contra todas mis expectativas este festival de música sigue y muy vivo. Después de que sus organizadores en años pasados convirtieran en algo no muy atractivo este evento, regresando al formato de un par de días y escogiendo bandas de moda en lugar de bandas de trascendencia, y por si fuera poco los escasos grupos seductores también eran divididos, lo cual provocó que el año pasado hubiera la más pobre de las afluencias. Esta vez se pensó un poco más en el espectador y desde mi punto de vista se puso un cartel decente con un poker de bandas interesante, con posible quintilla, es que tener a Kinky, la Cuca, Café Tacuba y los Amigos Invisibles en la alineación resultaba muy tentador. Claro que tenían que crear polémica porque sino no están a gusto y en esta ocasión hicieron jalada doble, la primera fue incluir en el programa a Calle 13, que chingaos hace un grupo de reggeton en el vive, pos no lo se, quisieron justificarse con aquello de la pluralidad de ritmos, pero no me chinguen, no quiero que para los siguientes vives se les ocurra traer a Belinda, ni a Rayito Colombiano y mucho menos a RBD, por aquello de la versatilidad de la cultura musical; segunda y la más gandalla fue el quitar la venta de los boletos individuales y quererlos vender solo por abono, lo cual provocó que decidiera no asistir, porque el sábado tenía mucha chamba e iba a desperdiciar mucho dinero.

El sábado ya resignado a no ir, surgió el rumor de que aún quedaban boletos para el domingo pero que se pondrían a la venta ese mismo día en la mañana, pues desvelado me levanté temprano y partí a las ocho de la mañana en busca de la última esperanza. Habré llegado como media hora después debido a la falta de tráfico dominical matutino, pero de inmediato me llevé la primera sorpresa donde comúnmente se venden los boletos estaba cerrado, sólo había un letrero que decía venta de boletos para el vive puerta 5, por lo que tomé ese rumbo topándome con una ventanilla cerrada otra vez, por lo cual me dirigí triste y derrotado a mi vehículo, pero en el camino me vino a la mente la brillante idea de que pudiera ser la puerta del Foro Sol y no la otra, claro tenía congruencia, después de una hora caminando por fin una luz en el camino. Como oasis en el desierto unas taquillas improvisadas estaban frente de mi y una cola de gente inmensa también, pero el poker de bandas lo valía.

La fila no avanzaba y mi angustia ante no saber si alcanzaría un boleto aumentaba a cada segundo….

Continuara….