<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d32471826\x26blogName\x3dCr%C3%B3nicas+del+Ser+Alado\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://tetraptero.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://tetraptero.blogspot.com/\x26vt\x3d-4007985106874919861', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

domingo, marzo 18, 2007

Xq Mateo

Mi estimado Capitán le agradezco el comentario, pero lamento decepcionarlo con lo del nombre de su palero.

Este fue un personaje creado por mi hace un par de años, que se basa en uno hecho por mi amiga casi hermana Yunuberta. El hecho por ella me dejó bautizarlo y formarle una historia, el nombre que le puse fue Jacinto que terminó aceptándolo porque coincidió con que el novio que tuvo después, y sigue vigente, nació el día de San Jacinto.

Cabe aclarar que el personaje de Jacinto fue hecho hace más de tres años y desde entonces le puse nombre, pero lo aceptó hace apenas un poco más de dos.

La historia fue hecha poco después de que le puse nombre, creada para una animación tradicional que iba a hacer Yun, el hecho de que por fin aceptó el nombre me motivó a continuar con la historia. Le creé compañeros, y estructure una historia más larga que hasta la fecha sigue en construcción, porque solo existía lo que contaba el nacimiento. Como mi amiga no puso mucho interés y yo estaba muy clavado, entonces procedí con su permiso a crear gráficamente a los demás personajes y por tanto procedí a ponerles nombres. Siguiendo por ese rumbo del único bautizado, escogí un nombre que entonará, y decidí ponerle Mateo, nombre que tenía ya contemplado para alguno escrito que hiciera, como coincidió con que mi mujer nació el día de San Mateo pos quedó perfecto.

Así es como hace más de dos años adquirió el nombre que lleva ahora. Es decir antes de conocerlo a usted mi estimado Rockanlovcer. También por cierto, antes de que concibiera nuestra amiga Andrea a su hijo lindo.

martes, marzo 06, 2007

El Ser del Fuego (SEGUNDA PARTE)





Mateo tomaba conciencia, ignoraba el significado de su existencia, sabía muy poco de él y otro poco que la anciana le transmitía por ósmosis, pero esto lo hacía sentirse cada vez más solo y confundido.

Practicaba sin cesar las enseñanzas de su maestra pero no entendía para que podrían servirle. Era tal su desesperación, que por su cabeza pasaba la idea constante de huir.

En las noche aparecía una voz que lo incitaba a la fuga:

- Huye, ve en busca de la gente como tú, sígueme, no te sentirás solo de nuevo.

Cada noche lo convencía más.

Cuando parecía inevitable el hecho de marcharse, tomó una hoja del árbol, cuidadosamente desprendió un hilo de su ropa, amarró la hoja y se la colgó del cuello. Fue entonces cuando la anciana apareció, fuera de su periodo habitual, lo observó dar unos pasos y dijo:

- Se todo lo que pasa por tu cabeza, se de tus tormentos, de tu desesperación, de tu frustración, la misma que enfrentan los otros tres. Es normal no tengas miedo, las respuestas las irás adquiriendo con el paso del tiempo, pero solo tú podrás responderlas.

He traído compañía.


Era una persona como él, compartían edad, y aunque eran de sexos opuestos se identificó con ella enseguida.

- No te asustes, mi nombre es “Camila” Traigo lo que te hace falta.

Metió la mano a su morral y algo que él nunca había visto, una bola palpitante de color anaranjado intenso radiante, empapada de un líquido viscoso casi de la misma tonalidad pero transparente que se escurría entre los dedos. Sin decir más le besó la mejilla y le dio un golpe duro en su pecho, con cuidado sacó la mano incrustada en su ser.

Mateo no sintió dolor alguno, sino todo lo contrario, al finalizar se escapó inconscientemente un murmullo de sus labios:

- Ahora si estoy completo.

Cuando abrió los ojos se percató que su mente estaba ausente y escuchó como su maestra le decía:

- Te presento a “Camila” será tu compañera por el resto de tus días, siempre y cuando tu así lo decidas.

Le estrechó la mano y lo jaló con delicadeza hacia ella, solo movió sus labios temblorosos, sin emitir sonido alguno, diciéndole: “Yo he sentido lo mismo”.